• Narrow screen resolution
  • Wide screen resolution
  • Wide screen resolution
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
  • default style
  • green style
  • red style
Viernes 25 Abr 2014
You are here: Home Anticancerígenos

Alimentos Anticancerígenos

Muchos de nosotros desconocemos el poder que tienen las plantas, hierbas y alimentos en la prevención de cualquier tipo de enfermedad. El alimentarnos correctamente, nos evitaría contraer ciertas enfermedades tan dolorosas como es el cáncer. Algunos expertos aseguran que el 50% de los tumores podrían evitarse con una dieta balanceada.

En la actualidad, la dieta es considerada como una de las armas principales para combatir el cáncer. Según el Instituto Nacional de Cancerología de los Estatos Unidos, cerca de una tercera parte de todas las formas de cáncer tiene relación con la dieta.

El especialista británico Richard Doll mencionó la alta proporción del 60%. En otras palabras, la alimentación podría ayudar a prevenir entre 385,000 y 700,000 casos nuevos de cáncer y entre 170,000 y 315,000 muertes por cáncer en los Estados Unidos únicamente. Uno de cada cinco estadounidense muere de cáncer: aproximadamente 1,400 al día.

Algunos de los alimentos, que debemos consumir de forma regular, no solo para prevenir el cáncer, sino para mantenernos saludables, podremos mencionar:

  • Aceite de Oliva.
  • La grasa monoinsaturada protege del cáncer colon-rectal. Al actuar sobre los ácidos biliares, el aceite de oliva disminuye el riesgo de evolución de la mucosa digestiva a adenoma o carcinoma, sin olvidar que mejora la circulación y oxigenación de todos los tejidos al mantener flexibles las arterias. El aceite de oliva es un excelente protector de nuestras arterias.

    Otros beneficios que nos ofrece el aceite de oliva, es que nos ayuda a reducir el colesterol malo tipo LBD sin bajar el colesterol bueno LAD. Impide que el colesterol malo se transforme en su forma tóxica u oxidada. De esa manera protege las arterias contra la placa de ateroma. Reduce la presión arterial y ayuda a regular el azúcar sanguínio. Tiene una actividad antioxidante potente. Ayuda a prevenir el cáncer.

  • Agua
  • El agua, aunque no le otorgue a nuestro cuerpo nutrientes o vitaminas, es un poderoso líquido que nuestro Dios nos ha dado. Sin el agua, no podemos vivir. El agua nos ayuda a limpiar nuestro organismo, nos desintoxica, nos depura, nos purifica. Si no tomamos la suficiente cantidad de agua, podremos sufrir de estreñimiento, acumular toxinas en nuestra sangre, nuestro metabolismo prodría sufrir trastornos, deshidratación, nuestra carga de electrolitos puede verse afectada. Es importante tomar mucha agua después de actividad física y aumentar su consumo en horas de las mañanas más que en las tardes.

  • Ajo y cebolla
  • El ajo y la cebolla contienen alicina, un compuesto rico en azufre que actúa como depurador del hígado, eliminando las sustancias tóxicas que se acumulan en la sangre y tejidos. Además el ajo se une a las toxinas, neutralizando sus efectos en las células.

  • Algas
  • Son depurativas, ricas en minerales y vitaminas y contienen fibra. Las algas son una comida habitual en países como Japón, con una baja incidencia de cáncer de mama. Algunos especialistas las recomiendan para ayudar a eliminar los efectos secundarios del tratamiento con quimioterapia y radioterapia por sus efectos reforzadores del sistema inmunológico.

  • Arroz integral
  • En Japón el arroz es objeto de numerosas investigaciones contra el cáncer. Al ser una semilla contiene inhibidores de la proteasa, que parece que retrasan la aparición del cáncer. En el salvado de arroz existen sustancias anticancerosas que parecen proteger del cáncer del colon, mama y próstata.

  • Berenjena
  • Como otros vegetales de color violeta, contiene sustancias anticancerosas que parecen proteger a las células de las mutaciones que provoca el cáncer.

  • Cítricos
  • Es conocida su riqueza en vitamina C, son antioxidantes y estimulantes de las células de defensa. Además no hay que olvidar que contienen flavonoides, protectores de los capilares sanguíneos que mantienen las membranas permeables y oxigenadas.

  • Coles
  • El brócoli, repollo, coliflor, berros y rábano no deben faltar en la mesa, son un cóctel antitumoral, refuerzan las defensas, eliminan los radicales libres y protegen las células.

  • Fresas
  • Son interesantes por sus efectos depurativos. Ayudan a limpiar el organismo de toxinas, contienen fibra, minerales y vitaminas.

  • Frutas del bosque
  • Las moras, arándanos y grosellas son ricas en un pigmento morado llamado antocianina que tiene un gran efecto antioxidante. También son ricas en vitaminas A y C, minerales, pectina y ácidos vegetales. Se están estudiando los efectos preventivos de estas frutas en el caso de la leucemia.

  • Frutos secos
  • Las nueces, avellanas, almendras y pipas de girasol son una fuente de vitaminas B y E, y minerales como el magnesio, manganeso, selenio y zinc. Con una pequeña cantidad se asegura un buen aporte de antioxidantes.

  • Legumbres
  • Lentejas, garbanzos, guisantes y judías pueden ser un elixir anticancerígeno. Las legumbres son muy ricas en fibras, así como inhibidoras de proteasas que previenen contra los tumores de mama y colon principalmente.

  • Manzana
  • Contiene ácidos clorogénico y elágico que bloquean la aparición de cáncer en experimentos con animales. Al tener pectina, la fibra también actúa favoreciendo la eliminación de toxinas a través de las heces.

  • Melón
  • Es rico en betacarotenos, antioxidantes y contiene muy pocas calorías para mantener a raya los tumores relacionados con la obesidad.

  • Miel
  • Tiene propiedades antisépticas, por lo que es útil para evitar las infecciones asociadas al descenso de la inmunidad que conlleva el tratamiento con quimioterapia.

  • Pescado
  • Los ácidos grasos Omega 3, además de ser beneficiosos para el corazón y las arterias, también se utilizan para mejorar el estado de las personas con cáncer.

  • Pimientos
  • El color amarillo, rojo y verde de los pimientos es la señal de su riqueza en betacarotenos junto a la vitamina C; ambos son antioxidantes y protectores de las mucosas. También contienen capsaicina que bloquea los compuestos precancerosos que aparecen en la carne y pescados ahumados y curados.

  • Remolacha roja
  • El color morado de la remolacha roja esconde un potente regenerador celular, las betaínas.

  • Setas chinas
  • Las setas tipo maitake, shiitake y reishi se utilizan en la medicina tradicional china para reforzar el sistema inmune por la presencia de unos compuestos llamados betaglutanos, que estimulan la fabricación de interferón natural, un eficaz anticancerígeno.

  • Soya
  • Las mujeres orientales tienen menor riesgo de padecer tumores de mama y ovario. Parece que la dieta rica en soya y sus derivados como el tofú, tempeh, miso o seitan es responsable de su invulnerabilidad. La soya contiene genisteína, inhibidores de las proteasas e isoflavonas, protectores frente al cáncer de mama.

  • Té verde
  • Contiene polifenoles, que anulan los efectos de las nitrosaminas y tiene poderes antioxidantes. Es un poderoso protector contra las radiaciones ambientales.

  • Tomate
  • El tomate crudo es muy rico en licopeno, un caroteno que le da el color rojo y que ha demostrado su papel protector frente al cáncer de próstata. También contiene otras sustancias en la piel y en las pepitas que tienen efectos anticancerígenos.

  • Uva
  • Las uvas con piel y pepitas contienen antioxidantes como el resveratol que bloquean los agentes cancerígenos y el crecimiento de los tumores.

  • Yogurt
  • Las bacterias beneficiosas que contiene el yogurt [acidófilos, lactobacilos] regeneran la flora intestinal y evitan la aparición de productos tóxicos en la digestión. Muy útil para prevenir el cáncer de colon, pero se recomienda para todo tipo de tumores.

  • Zanahoria
  • El color naranja se debe a su riqueza en betacarotenos, conocido antioxidante. Es el vegetal protector de los fumadores por su capacidad para regenerar las células del epitelio respiratorio.

Fuente: Los Alimentos: Medicina Milagrosa, Jean Carper, 1993

 

Psicología

PsicologíaEl estado emocional y mental, en muchas ocasiones, juega un papel sumamente importante para el logro de nuestros objetivos. Mantener en equilibrio mente, cuerpo y espíritu, es lo que nos garantizará vivir la vida a plenitud.

Más de Psicología

Real Time Web Analytics